Ella

poema de Elvi

Camina, flota,
la brisa de su pelo
recorriendo el salon
perfuma los rincones,
moldea la experiencia
y exprime sensación
Sus manos son gaviota
Su andar encarna el vicio
que llega hasta mi olfato
sabueso de sus pasos
mendigo de su amor
No se siente preciosa
Jamás mira un espejo
Sus ojos son reflejo
de vida y de pasión
Sin miedo, y sin vergüenza
Desnuda de apariencias
cargada con su vida
acampa en mi colchón,
remueve soledades,
pelusas de otro tiempo
-sacos- de vanidades,
inmerso en mi burbuja
me sorprendió el candor,
presunta inexperiencia
regalando beldades...
se coló entre mis piernas,
mi ego sucumbió,
quitando las medallas
de solapa vivida
colgadas en extremo
de alguna defunción
Me colocó el clavel
Y al son ya de su música
Bailamos el amor

Comentarios sobre este poema