La verdad dura para siempre

poema de M

¡hay, de la sinceridad que se pierde!
¡El mundo clama por dinero!
La imagen habla mucho pero con el tiempo ¿quién habla?

Tu podrás engañarte a ti mismo, podrás engañar al mundo por dinero.
¿Pero quien podrá engañar para siempre?

Aquí en la vida no hay engaños, se descubren.
Engáñate a ti mismo, engaña al mundo por dinero,
pero nunca podrás engañarlo siempre.

Hay gente que llora, hay gente que habla,
gente que puede ver la sinceridad del mundo...
de un mundo mayor, lleno de lagrimas.

Ámate a ti mismo, mientras puedas,
recuérdate a ti mismo, mientras vivas,
podrás engañar al mundo, con dinero...
pero el mundo nunca engaña (no es cierto).

Comentarios sobre este poema