Desnuda

poema de ELVIRA COLQUI

Desnuda ante ti,

flor abierta, alma blanca,

me entrego a tus soles y primaveras despiertas,

desnuda toco tu piel caliente,

y bebo ansiosa de su fuente.

Desnuda ante ti,

frágil, flor pequeña,

casi muda,

no importan las palabras,

en el momento de la ansiada fiesta de Eros

Se sueltan los miedos en la alcoba serena,

se liberan los vestidos por la ventana de la confianza,

se deja ver el torso, las caderas, todo el cuerpo,

(Es el momento de la danza de los besos)

Espero los dardos de tu fuego,

el roce fino de tu tacto,

los jugos de tus vasos.

Desnuda sin tapujos entrego el cuerpo y el alma,

tú sostienes mi desnudez en la gravedad de tu ternura

me cubres con tus mimos,

y ya no siento frío, ni la cal de la vergüenza.

Desnuda ante ti me siento flor mansa, indefensa,

regreso al edén de la inocencia, toco el cielo...

He llegado al paraíso:

mi cuerpo y el tuyo

se hacen un solo puño de amor consolidado.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados

Comentarios sobre este poema