Caer

poema de Die

Se desfragmentan los bloques de mis virtudes
Las sombras y el invierno son insostenibles,
Una sonrisa se desangra y se hunde en el olvido…
Me resulta imposible recrear la imagen,
Y las palabras (aunque ausentes)
Queman con sus eternos silencios.
Recostado en la nada, ya no intento molestar,
Es inútil encontrar una mirada de aprobación,
Pero en tan solemne abandono,
Hasta las migajas figuran como abundantes.
El panorama es hostil, lo sé.
Y con el paso de las horas,
Hasta el mas prospero puede hundirse.
Aun así,
La pluma y la tinta no me han dejado morir.

Comentarios sobre este poema