Ingrávida esperanza

poema de dc

Pavesa libélula, expele tu excelso calor,
Disyuntiva entre inundación y sequía, nubes plañideras me impregnan el corazón.

Ingrávida esperanza, acaricia la verde pradera; escinde los átomos y las circunvoluciones en mi cabeza.

El azogue y la plata naufragaron fundiéndose en el mar.
Solo tú esperanza, que a el sonido eres ajena, y que ves con el corazón,
si pronunciases mi nombre, ya no existiré más.

Comentarios sobre este poema