Los amores de mi vida

poema de Raidbury

El primer amor verdadero

Era uno de esos tantos amores
Despiertos,de la remota infancia aquella
Que en la verde faz de los aureos días
Por aquel entonces florecieron.

Los besos,siendo de la fresca fresa,
La sangre,por los nuevos labios,presos
Del blanco tiempo,que cubría a los dos
Amantes,forjanban un rojizo sello.

Fue,que bajo el albor,grisáceo
En mi memoria,llegaba el mediodía.
Y tú,en tu azul aureola
Con frágiles gestos,despedías
Lo que de tí,ya no hallo en recuerdo.

Paso delante de nosotros
Atrapando las briznas de arena,tan sólo,
Recordando éstas diez falanges
Como fósiles de arcilla que te entrelazaron.

Comentarios sobre este poema