Pampa olvidada

Amarillo,
se seca,
verde,
se recuerda,
negro,
en el más allá...

Moscas,
pereza,
ruina,
decisión...

Putrefacción,
dichos percibidos solo por los ecos,
madeja invisible del sino gris,
cuevas,
gestos,
furia,
melodía, burla,
oraciones... Perdón...

Pocos pasos nos separan del abismo,
pocas palabras se secan en el viento,
ruidos ingratos se agolpan en los oídos,
el brillo bruto de una lágrima
inunda el escenario,
solo sabemos cuanto dolor
cuesta mover el dedo
para iniciar el funeral,
el sepelio inevitable del color,
solo un paso para la culpa...

La oscuridad...

Y es de noche en nuestras risas,
es muy de noche ya...

En la fiesta olvidada,
en el altar derruido,
en la juventud desvencijada...

Las máscaras se sueltan,
es hora de despedirse...

¡Las flores ya no huelen como tal...!

Una breve canción como pompa,
homenaje, disolución...

Comentarios sobre este poema