Vals

poema de Daih

Imagehttps://www.youtube.com/watch?v=ZWSXEWynwWo

Baile de máscaras.
1, 2, 3.
1, 2, 3.
1, 2, 3.

Giro, giro, doy vueltas y una más...
Caigo...

Doy vueltas sin fin en un juego de máscaras donde realidad y fantasía bailan a un son mefistofélico. Nadie sabe quien es quien.
Brumas y emociones.
¿Cuál es la verdad??
¿Vale la pena la transparencia?
Una máscara guía a otras.
Danzas lúgubres y las campanadas de las doce nos indica que la realidad se derrumba sobre nosotros.
Ya no hay magia, los sueños se desvanecen en un correr de segundos.
Las máscaras se deshacen dejando detrás otras máscaras sin ojos.
No... No hay ojos.
En esta realidad enmarañada donde los deseos y las lujurias se imponen como vestidos de sedas en remolinos de fragor danzante.
Y giro, giro sin parar...
Tu y yo, en un círculo eterno de burbujas, frágiles y mágicas, nimias que parecieran eternas.
Ese es el dilema: lo intangible en una danza sin fin.
Es dejar el corazón en un péndulo tan delgado como una tela de araña, que se sostiene sólo por un halo de confianza.
Y ya no habrá vuelta atrás.
Giro, giro... 1, 2, 3. 1, 2, 3.

En el sopor de los sueños me escondo, así, dentro muy dentro.
Atrapada sin escapatoria.
El enrejado en mil filigramas se ha urdido lentamente.
Baile de máscaras...

(La dosis de mentira diaria va corroyendo minuciosamente como una gota de arsénico).
(16/6/15)

Comentarios sobre este poema