Soñé junto al ocaso

SOÑÉ JUNTO AL OCASO

Mientras el ocaso jugaba rayuela
Soñé; Que el brillo de tu mirada
Inundaba mi anochecer,
Tú la sombra y yo la pared.

Deleitábamos tres cerezas,
Por los campos corríamos,
En los tejidos de mis brazos
Tatuaste mil veces tu nombre.

Yo te observaba,
Yo te idolatraba,
Éramos;
Probablemente unos niños,
Tú nadabas entre los ríos de mi cuerpo.

Las mariposas de mi abdomen
Temblaban formando tu nombre,
Mis manos palpitaban al rosas tus palabras
Un paraíso de laberintos.

El sabor de tu introspectiva
Desnudaba mi alma,
Tus dedos trazando en mis labios
El camino hacia el pecado.

Título: SOÑÉ JUNTO AL OCASO
Autor: Ceuleman Jossimar Villacinda (Guatemala)
Derechos Reservados ©

Comentarios sobre este poema