Viento

poema de Cèsar.

Sientes, fuera del cuerpo.
Mientras caminas,  te reconoces en la sombra.
Atrincherado entre las hojas. Un vórtice te atrapa, y giras, giras, giras.