Mi No Soneto... ( A Mi Esposo.)

poema de Celeste Alma

Llegó de madrugada la inspiración... Esa hada esquiva o dadivosa que impulsa al corazón y guía la pluma.
Dormías, como siempre , desde que estamos juntos, uniendo algo de ti a mi, de alguna forma...y esta vez rodeaba mi cintura tu brazo , dejando aprisionada mi mano izquierda.

Cuando aun estaba soltera, siempre en mi buró dejaba el cuadernillo blanco y, a la hora que fuera, si llegaba, al instante yo atendía su llamado sin dilación .

Tu sueño es muy ligero...te despertarías de inmediato si me levanto del lecho.
Llegaban a tropel los versos y esta vez trayendo el suave ritmo de un soneto.

Te miré tan tranquilo... te mirabas tan tierno!
Vamos... que solo es un soneto y apenas va una estrofa... Y sé que, por amor, se es capáz de hacer mucho, mucho más que eso.

Comentarios sobre este poema