Matrimonio

poema de Yoko

Tenemos defectos y virtudes, tenemos pros y contras como cualquier persona
Pero encadenarte a la eternidad… somos almas libres, que no pertenecen a las personas.
No debes encadenarte, ni por voluntad propia, ni por ser más madura,
Si lo hicieras tu jaula quedaría pequeña para tu envergadura.
Mereces ser libre, libre sin ataduras.
¿Prefieres vivir feliz en una pecera? O ¿sobrevivir en el mar?
¿Ser propiedad de alguien? O ¿vivir libre e ir a cualquier lugar?

Comentarios sobre este poema