La lluvia y el viento

poema de Kamyl

Cuando la lluvia mostraba su enojo
el viento anticipaba su clamor
cuando sus gotas se congelaban de miedo
el viento las abrazaba con su amor.

El viento era su fiel compañia
tomaba su mano y la sacaba a pasear
cuando su alma desangraba en gotas
el viento cobraba fuerza de huracán.

En su remolino de emociones
en su independencia para caminar
elegía siempre primero a su alma
pues sin su magia sería sólo brisa del mar.

La lluvia muy compasiva
de él jamás se va a separar
siempre harán sentir su presencia
un tanto ambigua un tanto fugaz.

La lluvia y el viento una auténtica leyenda
con algún principio y sin ningún final
la historia de su encuentro verdadero
no tiene fecha de caducidad...

Kamyl
02-04-2018

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota