La inmortalidad vive en mí

poema de Kamyl

En cada paso que des en el césped
la inmortalidad sigue en mí
en cada beso que lances al aire
la inmortalidad sigue en mí
en cada suspiro que emanes en los mares
la inmortalidad sigue en mí.

Cada ilusión, cada carta, cada abrazo
serán desecados como mi corazón en la sal
mi existencia fue colgada detrás del tiempo
ya no cumpliré ni un año más…

Los días ya muertos hace siglos sin ti
las horas marchitas buscarán ser feliz,
sin embargo tus últimos segundos se han empalidecido
¡La inmortalidad vive en mí!

En cada risa que no escuchen mis oídos
en cada mirada que no capten mis sentidos
en cada momento que no llegue a surgir
La inmortalidad reina en mí…

En cada capullo que se abra en el bosque
en cada caudal que descuelgue del río
en cada gota de lágrimas en mi almohada
la inmortalidad crece en mi alma.

Por cada minuto de dolor y temor
por cada noche de soledad y terror
por cada sentimiento encontrado y duelo sin fin
"la inmortalidad vive en mí"…

12-04-2018
Kamyl

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota