ARA San Juan: Eterno Adiós.

poema de Kamyl

Nuestra bandera está de luto
el sol apaga lentamente su albor
el mar sigiloso calma su oleaje
la brisa pronto abraza el clamor.
Los peces y aves rinden su homenaje
a esta majestuosa tripulación,
la búsqueda se vio pronto saldada
en lágrimas y llantos de dolor.

El cielo abatido cierra sus ojos
el puerto se desarma ante la desolación,
las 44 almas parten su vuelo
se despiden valientes en su redención.
EL atardecer asoma inminente
en las vida de todo corazón
las esperanzas se sumergieron
para siempre en un eterno adiós.

La noche inevitablemente se entrega:
"abraza para no soltar"
a quienes buscaban su esperado regreso
aun no sabiendo del ocasionado mal.
La vida es un momento eterno: se extingue sin avistar
Chispas de luz que, en suspiros, pronto se van.
Descansen en Paz queridos amigos
que ya son parte de la eternidad,
se merecen una galardonada despedida
¡Ahora si descansen en paz!

Kamyl
20-11-2018

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota