Un pueblito llamado Quillón

poema de norberto

Todas las vides
conducen a Quillón,
y es su bouquet;
un beso que vuela por el mundo.

Las arterias y aorta que emergen
de este pueblo maravilloso,
con pincel derrochador el aromo
las entinta como lámparas solares.

Viniendo de Bulnes lo cruza el Itata
que en este mes frena sus corceles
y con aplausos y cantos
te dice que estas en Quillón.

A pasos la Laguna Avendaño
totorales, cisnes de cuello negro
y un centenar de árboles añosos
te hace levitar y alegran tus pulmones.

Su idioma
es la miel y sus frutos
la paz y el amor
que silente se confiesan en tu alma.

El durazno en Agosto
se prueba su túnica rosada
y llama a la puerta de los brotes
anunciando que se viene el mes de la patria.

Cayumanqui, oh cerro Cayumanqui;
explosión de bosques ancestrales, virgenes
que pegado a su fauna,
se hamacan felices y confiados.

28 de Agosto de 2017

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota