Adelante es su Turno

poema de norberto

Profesión de Hipocrates encomendada;
apostolado y paraíso a celar
mira del fondo de de ti y harta la copa
el amor por la vida pide
lo grandioso de socorrer la llaga
al desvalido; traspasa los espejos.

Oh poetisa de la sanación, donde florecen
rosas rojas sin espinas, donde pulsan tenaz
las cuerdas dulces las canoras
instando a brisas verduras y auroras
zafar dolores afincados en el alma.

Junta las manos cierra los ojos
iza tu emblema y desata tu cabellera
mansa en el combate que libra tu paciente,
esas manos que Dios te dio la espera;
no da menos que tu madre en otro rostro
esas manos que Dios te dio;
zumo de esperanzas son para el que sufre.

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota