AMOR A LA INVERSA

poema de Aldebarán

AMOR A LA INVERSA

Amado mío.
Cómo estarás?
Solo te imagino…
Ese es mi transitar,
mientras se concreta el hecho
de poderte mirar.

Me acompañas,
aún sin estar amado mío.
El día hoy no tuvo brillo,
ni provisto de ningún color.
Solo está la larga barca,
que atraviesa los ríos de ausencia,
y aún así,
tú omnipresente figura me abraza,
y siento tus etéreas manos,
que envuelven mi cintura,
ciñéndome a ti,
y el viento materializa tu beso,
con su suave briza en mi rostro,
simulando tus labios.

La magia del amor,
“piedra filosofal…”
No se trata de ver, de tocar.
Nuestro amor es a la inversa.
Se trata de sentir,
el más maravilloso estado de felicidad,
al vivir el complemento,
de tu buen sentimiento.

Percibo que si acaso la muerte,
sorprende nuestros destinos,
de mi parte amado mío,
quiero que sepas,
estaré feliz de haberte conocido,
y viajare cargada del más preciado tesoro,
representado en este amor,
que lo abraza todo,
lo soslaya todo,
a pesar de la distancia.

Te amo y reitero,
si alguna vez tenemos que engañar,
pues engañemos a la muerte mi amor,
para recorrer juntos,
el camino de nuestra felicidad,
hasta llegar a viejos,
y dormirnos en paz,
uno al lado del otro eternamente,
felices, agradecidos,
porque nuestras almas,
se encontraron en un camino
de un amor a la inversa.

Comentarios sobre este poema