ADIÓS, ADEUS, AU REVÍOR, ARRÍVERDERCI, LA REVEDERE, AUF WIEDERSEHEN , TO ZIENS, VI SES

poema de Aldebarán

ADIÓS, ADEUS, AU REVÍOR, ARRÍVERDERCI,
LA REVEDERE, AUF WIEDERSEHEN , TO ZIENS, VI SES.

Ni todas las aguas de un río,
podrán llenar el vacío,
que me dijo tu adiós…

Pero toda el agua de los océanos sí,
podrán llenar de alegría mi corazón,
para ser inmensamente feliz,
sin lloriquear tu ausencia,
sin dramas de desamor…

¡Decidiste irte!
¡pues bien!...
que te vaya de lo mejor,
tú te pierdes de mi amor,
y mi fabulosa entrega.

Más no regreses arrepentido,
por el desatino de haberme dejado,
creyendo que las mieles de otro amor,
te podían ofrecer,
lo sincero y realmente hermoso,
que te daba en nuestra vivencias,
en mis sueños entregados.

Ahora te digo, adiós, adeus, au revíor, arríverderci,
La revedere, auf wiedersehen , to ziens, vi ses,
allí te digo tu adiós,
en casi todos los idiomas,
para ver si entiendes,
que ya no tienes corona,
que yo triste no lo estoy,
ni morir por ti yo quiero.

Hoy buscare mis anhelos
más felices, al frescor,
de mil mañanas soleadas,
bajo libertad, de no sentirme atada,
a un sentimiento sombrío,
que me empeñe en sostener,
creyéndolo erróneamente mío,
y ahora libero al viento,
en franca totalidad,
para vivir realmente mi vida
sin mentiras y mezquindad,
causadas por aquellos
que en nombre del amor
causan tristeza y soledad,
pero eso ya no va conmigo…
adiós, adeus, au revíor, arríverderci,
La revedere, auf wiedersehen , to ziens, vi ses.

Comentarios sobre este poema