Abecedario.

A veces rendirse es la mejor opción, a veces seguir es una obligación. Beber sana corazones rotos, beber destruye tu alma con adicciones excesivas. Camina con cuidado y paciencia, camina con prisa sin perder la importancia y serenidad. Diviértete con lo poco que tienes, descansa sabiendo que lo tuviste todo. Enorme es nuestro sentimiento en el pecho, enorme sabiduría que aprendemos con el tiempo. Felicidad son las palabras repartidas en pedazos en nuestra historia, felicidad una etapa del año. Girasoles iluminando el campo de flores, y gratis podemos convivir con la bella naturaleza. Hijos somos de la oscuridad, pero nos abraza la bondad, Hipnos cantadas por el destino que nos describe. Iluso estoy ante la muerte, desnudo y esperando mi turno, idiota por amar un sentimiento muerto. Justificando mis errores, jamás he aceptado mis derrotas con sonrisas. Kilómetros lejos de casa, kilómetros perdidos en el camino por un falso amor y el kínder de la vida sigue sin recibirme. La limosna que exijo es para llenar el vació de mi corazón, libreta tras libretas, mis letras relatan. Mentiras cortinas de la verdad, miserias en agosto y en navidad. No crecemos caminando al pasado, ninguno aprende a base de golpes. Olvidos obtendrás con esa actitud. Pésima idea creadas a base de palabras rotas. Que nos separen ahora, que no hay un mañana. Renacer para cometer los mismos errores y no entenderlos. Siempre habrá segundas oportunidades en esta vida. Tenemos pocos. Uvas de la tentación, una vez amamos de verdad. Verdades ocultas en la triste mentira. Whisky mojando mi garganta con dolor. Xenofobia a mis sentimientos ilegales por personas incorrectas. Ya mañana será un nuevo comienzo. Zanjas en mi camino, no me dejan volver a casa; me lo prohíben. Al final el abecedario describió lo que siento y son veintiséis pensamientos en una hoja.

Título: Abecedario.

Autor: Arnold Uriostegui Neri.

Hojas en Blanco.

Sé parte: Comenta y vota