La mujer de labios carmesí

poema de Anghy caicedo

La mire fijamente a los ojos
Ella instantáneamente me robo suspiros

La tomé de la mano y le besé
Ella sonrió con sus labios carmesí

La abraze tan fuerte que sentí su corazón a mil
Ella simplemente suspiro y me besó

La acosté en la cama con total delicadeza
Ella no se resistió y sedio a mis intenciones

La hice mía aquella noche con un testigo a lo lejos
Ella sus uñas siempre estaban en mi cuerpo

La luna fue testigo de nuestro único encuentro
Ella la mujer que me sedujo con su bello cuerpo

La observé por última vez y me llene de melancolía
Ella sabía que jamás volvería a ser mía

La mire y me acerqué susurrándole al oído
Ella muy triste me abrazó y me dió su última sonrisa

La deje aquella noche desnuda en su lecho
Ella se quedó solamente con mi recuerdo.

La mujer de labios carmesí
Ella quien incendio mis más oscuros deseos.

Autor: Anghy Caicedo

Comentarios sobre este poema