Reflexionando.

poema de Ángel

Reflexionando.

Cuando más oscuro está es porque ya viene la luz del día abriendo todo a su paso para decirnos que hay un mañana y que vamos evolucionando en la vida.

Es normal sufrir por las cosas de la vida diaria, el dolor, la pena, los odios, rabias y soledades que nos dejan más locos que nunca, pero como esa luz del amanecer se llega de pronto una nueva esperanza y una nueva fe en seguir adelante con más empeño y fortaleza que antes.

Lo pasado nos hirió, alcanzó a rompernos pero no nos dañó, sólo fue una piedra en el camino que debimos patear y botarla al mismo infierno en donde se queman las buenas intenciones de personas que un día nos amaron pero en el mismo momento que defendió a alguien nos atacó y dejó la amargura de la traición en la piel.

Ya ha pasado esto como cuando el aguacero llega con su fuerza, nos pega fuerte y poco a poco se va dejando frescura en el aire, el ambiente es limpio de nuevo y hay más que frío afuera, hay paz.

Somos seres de lucha ante todo, somos esclavos de un presente que nos atrapa y que no debemos despreciar porque nos cuenta cada día como un número más pero un día se quedará inovil y morirá como todo, como todos.
Hoy ha muerto un amor, uno que había nacido sólo y sin peticiones especiales, uno potente y fiuerte, uno que más bien parecía interminable, eterno y sin más que amor por todos lados.

Se agradece porque es la última palabra del destino, este que me dice no debo creer jamas porque como es hoy será mañana pero sin más que mi soledad a cuestas, me siento liberada porque hasta hace poco cargaba con algo que sé no podía ser desde que comenzó, era algo en mi mente, algo que soñé conseguir un día, pensé que lo había encontrado así nada más y fui feliz, eso pasa cuando desbocas tus sentimientos en alguien más que en ti, cuando crees palabras venidas de un ser que no está en este mundo, alguien que vive en un mundo falso creado también en su mente.,
Y no volveré jamas, a creer en estas ilusiones fantásticas de seres reales, con ideas de eternidad que no conoce y que sólo están en su mente calenturienta de hombre.

Ya no hay amor en mi, al menos ese no, era una falacia y no vivo de esas cosas, las realidades son mi día a día, son mi minuto constante, mi segundo por pasar que consume todo, a mi misma y que un dia me dará la posibilidad de creer en mi más que en otros, más que en amores de otros que en un abrir y cerrar de ojos se va, se muere como esa flor que un día recibí pero igual tuve que tirar a la basura por seca.

Como seco está mi corazón hoy, ya no tengo más que dar, nada espero recibir de nada o nadie porque sólo estoy respirando por necesidad vital, porque sé que si persevero un día mi hermoso Jesús me dejara caer a sus pies, besarlos y poder ver a sus ojos con todo ese amor que acá en este mundo no pude dar que es suyo y sólo para él.

Sólo soy un resultado de algo que ha muerto, de alguien que un día se irá y de un suceso que me transforma cada día, cada minuto, cada segundo para mi bien y el de mi alma.

Reflexiones nocturnas nada más.

* Ángel *
Noviembre 8. 2019.

**Adios **