La silla de cemento

poema de EAENS

He de volver atrás con el corazón vacío y unos simples latidos, para sentir la lluvia de un día inusitado, aquel día que creí haberte amado. Preso del dolor y las heridas recuerdo con sentimiento aquella silla de cemento recreando la escena de tan inolvidable momento. Silla en la que te esperaba para ver tu rostro de enamorada, silla en la que aguardaba con esperanza tu inmarchitable fragancia. Me sentaba allí para divisar el horizonte para vivir tan singular presente para sentir tu alma latente. Volveré a ver aquella silla de cemento para seguir preso en mi recuerdo; volveré a sentarme allí simulando que estás ahí, dibujándote en mi regazo, añorándote sin descanso, Teniéndote entre mis brazos.

Comentarios sobre este poema