Dolor en el alma

Como ignorar al corazón que pide a gritos el amor,
Como poder dejar a la deriva el sentimiento, el dolor, el miedo.
Tantas noches en llanto por haberlo ignorado todo,
Como no guiarse del corazón que te destroza como un arma de doble filo.

Me siento en silencio haciendo nada más que envejecer, el tiempo se me pasa, los años se me pasan y todo cambia,
Pero el dolor del alma no desaparece, las lágrimas del corazón caen por las venas y penetran como cuchillas.

La sangre hierve y el corazón se hace añicos,
Se dispersa por todo el cuerpo y te hace débil,
Te destroza, te tira a la nada.

Pero como ignorar al corazón que pide a gritos el amor.

Comentarios sobre este poema