NUESTRO ADAGIO!

Estemos donde estemos,
lejos, juntos, sólos, acompañados,
nuestro Adagio nos transforma,
nos transporta al mundo mágico
de nuestro amor...
Y, allí, refugiados al escucharlo
gozamos, recordándonos con alegría,
nostalgia o sentida pasión.
Nada nos perturba, estamos juntos!
Y las alas de nuestros sueños
no conocen barreras, ni saben de distancias.
Somos felices, todo el tiempo que deseamos.
Y, es tan amplia y variada
la galería que atesora nuestros momentos,
que difícilmente nos olvidemos de
amarnos en silencio.
Guardado, es nuestro amor, hecho música,
es nuestro fervor hecho poesía,
son nuestras ganas de vivir y
compartir nuestros días!

Comentarios sobre este poema