MMMM..., CHOCOLATE.

poema de almar

Mmmm..., chocolate,
qué rico que estás,
es un placer divino
poderte saborear.
Rocío celestial,
medicina de todos los males,
cuya eficacia debieron
ser los dioses inmortales.
Desde América vino
para endulzarnos su sabor,
de los granos de cacao
resulta su combinación.
Distintos tipos hay,
preparados con esmero,
el negro, el más puro,
o con ingredientes varios,
obra del mejor chocolatero.
En taza, espeso y caliente
lo debemos degustar,
acompañado de unos churros,
¡Qué delicioso manjar!
Muchos postres y dulces
se pueden hacer,
siendo un buen chocolate
y a manos de una mujer.

AUTORA:ALMAR.
DERECHOS RESERVADOS.
10/7/2016.

Comentarios sobre este poema