Muy picky para mi gusto

De pronto dice mi amigo:
"Esa chica que allá va,
jamás su número da"
confiado entonces le digo:
"A ver si yo lo consigo".
Me dijo ella al acercarme:
"¿Acaso quieres hablarme?
yo no soy de ese chiquero,
obvio que soy de uno de esos
colegios particulares".

Supe que se hacía la lista
incluso siguió diciendo:
"¿Acaso tú no estás viendo?
somos de clase distinta,
tendrías que arreglar tu pinta
y dinero falta te hace...
¡muévete para que pase!
¡un clase media! ¡que espanto!"
¿cómo puede exigir tanto?
¡los dos somos de esa clase!

Ofendido contesté:
"No creo que tengas bondad,
mucho menos humildad"
"Belleza es mejor tener,
plata que igual es poder,
joyas, riquezas y fama,
¡deja pasar a la dama!"
"perdón, yo no veo ninguna
pero si veo una pituca
que no para de hacer drama"

¡Toma! esa si le dolió,
porque se fue enfurecida,
y yo la seguí enseguida.
Se detuvo y murmuró:
"Es hermosa esa mansión"
"Sí, esa era de mi familia
llevan como mil vendidas"
"¿quieres mi número, guapo?"
"perdóname, esta vez paso,
no me gustan las creídas".

Comentarios sobre este poema

Sé parte: Comenta y vota