Provocación

poema de Alejo Fenix

Te dejaron sola cuando estamos alcoholizados

de repente, se nos rozó la piel por un simple baile

me miraste fijamente a los ojos calculando el salto,

te alejé la primera vez por miedo a descontrolarme

al instante, ahogado en deseo comprendí mi error

vilmente me pusiste a prueba y termine a tus pies.

Fueron tus deliciosos labios el comienzo de todo

no mediste el riesgo de proseguir con tus actos

me llevaste atrás, hasta un oscuro rincón apartado

fue peligroso quedarnos a solas y excitados,

no importó tantas primaveras de un falso pasado

te suplique, en la ebriedad del crepúsculo nocturno

que lo pensaras bien antes de entregarte al pecado.

Comprendimos tarde que nada de esto podría ser

esa noche discerní tus sentimientos al amanecer

el inmenso y reprimido anhelo de sentir mi piel

la euforia agónica de regocijarte en gran placer.

¿Cómo avivar la llama de un deseo prohibido?

¿Cómo apegarme a un repentino y nuevo querer?

atrevidamente aquella noche te hice sentir mujer,

aquel orgasmo que experimentaras por primera vez.

Copyright 2019-05-06 Alejo Fén

Comentarios sobre este poema