En tu frasco

¡Me rindo!​
La derrota es más cómoda​
a pesar de su filosa resaca

abatido se desploma el último ladrillo​
ese castillo esperó tu reinado​
pero era demasiado grande... lo admito​
desorientada andarías entre sus pasadizos

el tiempo fue erosionando las tapias​
el olvido secó los caminos y los puentes​
permaneciste en tu lugar​
en tu universo​ / en tu frasco
era demasiado sueño...lo admito​
para tu letargo​
demasiada tentación para tus pretextos​
demasiada ambición para tus límites

te quedaste en tu guión
con clímax asegurado​
con el héroe pisando al león
con la llave del candado​
te quedaste en tu paisaje
con los alrededores conocidos​
con los atajos de siempre
con las caretas del olvido

así perdí de a poco​ la fuerza para reclamarte​
las excusas en mi semblante.

Especulé demasiado mi asedio​
no vi
en tu frasco​
la fecha de vencimiento.

Ya me dormí (sin laureles)​
esta vez antes que tú​
el sueño será solo mío​
tan vano y estéril​
como tu realidad.

Comentarios sobre este poema