Canta el buen galán
su voz de soprano,
guitarra española
en sus fuertes manos.

La hermosa muchacha
muy abochornada
con su grácil mano
su boca ocultada,

no piense se ríe
feliz de su amado.
Nada de romance
ni dulzonas frases.

Es brava mujer
de acciones valientes,
de mimos, de besos
y abrazos seriados.

¿Qué no lo comprendes?
Otra cosa quiere,
suelta la guitarra,
y el cante enmudece.

Acercate a ella
más, un poco más,
acaricia y besa,
halaga y abraza.

Los preliminares
serán tu gran suerte,
con tus arrumacos
su amor más florece.

Autora: María Cruz Pérez Moreno – acnamalas -
Derechos de autor reservados.
23/09/2019 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema