La primavera y el camino viejo

Llegas,
vienes con la tarde y la primavera.
Te espero
contemplando el camino viejo.

Estampa de días gloriosos
contigo y mis anhelos cumplidos.
Dibujo guardado en el alma,
abrazos y besos animando al cuerpo,
mi cuerpo deseoso del encuentro.

Te quiero
me recreo en hermosos pensamientos.
Te espero
obnubilada, cubierta de silencio.

Me reafirmo embargada en mil aromas,
flores de ensueño,
inundada de acompasados trinos
fuera y en mis adentros.

Te quiero
el cielo que contigo obtengo,
el instante que apaciguas,
el contento de saberte mi dueño
real, imaginario, verdadero.
Te espero
contemplando el lienzo
escribiendo con tintes coloridos
el amor que por ti siento.

Autora: María Cruz Pérez Moreno - acnamalas -
Derechos de autor reservados.
24/05/2018 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema