Cita a ciegas con la muerte, espera,
insistente espera mi llegada,
y yo, malditas ganas de verla.
Me acerco a una velocidad que da vértigo
en parapeto la parca me mira, aguarda.
Odio su incipiente sonrisa,
maldigo su detestable existencia.
Quiero ser perpetua, y no puedo.
Quiero vivir y verlos, a todos ellos
jugar a traspasar y disfrutar el tiempo.
Aún deseando con todo el corazón
no voy a conseguir ese consuelo.

Autora: María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-
Derechos de autor reservados.
2017 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema