Besos que despiertan el alma

Obtén mis manos blancas de culpa,
toma mi risa de verdad, clara
y donde veas una tristeza
conviértela en más felicidad.

Que la duda de amor nos ofende
los dos muy seguros lo sabemos.
Que todo puede ser bien hermoso
los dos sin dudar lo comprendemos.

Ocupa espacios en pensamiento
y dame besos, muchos más besos,
ósculos que despiertan el alma
y llenan los espacios abiertos.

Autora; María Cruz Pérez Moreno – acnamalas -
Derechos de autor reservados.
27/09/2019 Madrid. España.

Comentarios sobre este poema